Afortunadamente con el transcurso de los años la región, donde el tiempo pareciera haberse detenido, ha mantenido intacta su naturaleza. Es frecuente encontrar vestigios de civilizaciones indígenas, como ser pedazos de vasijas, flechas y hasta cerros indios utilizados como cementerios. Además sus pobladores mantienen intacta la cultura gaucha, que es trasmitida de generación en generación.

Nuestros métodos de producción –sin agroquímicos ni anabólicos- dan como resultado una carne tierna, sabrosa, sin exceso de grasa y de extraordinaria palatibilidad.

Nuestra carne de Búfalo La Filiberta proviene de un plantel seleccionado de búfalos, raza Mediterráneo

y Murrah, que desde pequeños tienen la posibilidad de moverse y pastorear libremente, alimentándose

con los nutritivos y naturales pastos que hicieron famoso el Delta del Paraná.

Nuestra carne de búfalo La Filiberta es producida en el Delta del Paraná, al sur de la provincia de Entre Ríos y noreste de la provincia de Buenos Aires, cerca de la desembocadura de los ríos Paraná y Uruguay al Río de la Plata.

Las grandes extensiones de pastizales, libres de todo contaminante químico, el bondadoso clima y los miles arroyos que riegan esta región, hacen del Delta del Paraná el lugar ideal para criar y engordar búfalos de forma natural.

Esta es una región de naturaleza virgen con vastas extensiones de pastizales, esteros y arroyos, donde conviven tortugas de agua, lagartos, carpinchos, ciervos de pantano y las más exóticas especies de aves y peces. La presencia de tan diversa fauna silvestre, la exuberante vegetación y los innumerables arroyos que la atraviesan hacen de Islas del Delta del Paraná un paisaje de enorme belleza natural próximo a la Ciudad de Buenos Aires.